Mientras que muchos economistas esperan que el dólar se fortalezca en los próximos
meses, cuando la economía de EE.UU. se recuperará, pero la crisis
a desaparecer , los inversores están cada vez más preocupados por el destino a largo plazo de la American
moneda .

"Hay un creciente descontento por las autoridades se enfrentan a la crisis del crédito"
- Diss, dice Claire, la directora ejecutiva de la economía global
Estrategia y la sociedad de inversión de Londres, que se especializa en el comercio de divisas,
Millennium Global Investments Ltd. "La pérdida del dólar de su influencia - es
continua tendencia a largo plazo ", - analista del martes.
El gobierno de Obama sumó a las preocupaciones sobre el destino de las monedas, diciendo que
déficit presupuestario acumulado en los próximos diez años alcanzará los 9 billones de dólares,
de $ 2 billones más de lo planeado. "Esta es una muy negativa
impacto en la moneda de EE.UU., "- dijo Adam Boyton, analista de divisas de
en el Deutsche Bank AG. Además, Obama ha extendido la vida de Ben Bernanke
Como presidente de la Fed, es decir, los esfuerzos para combatir la crisis última, aunque
y merecen el premio más importante, sino que condujo a la bomba del sistema financiero
un montón de dinero extra, dijo el diario. Ahora
como los grandes inversores, como el jefe de Berkshire Hathaway de Warren Buffett
y la firma de inversión Pimco, el temor de que el Gobierno fomente la
programa monetario y fiscal podría llegar a ser de aumento de la inflación
en los próximos años y afectará al dólar. La alta inflación se come parte de
los rendimientos de bonos, que los hace menos atractivos para los inversores. Menos
interés en los bonos de los Estados Unidos significaría un debilitamiento del dólar. Buffett
preocupaciones que los legisladores de EE.UU. no puede dejar de puzyreobrazny crecimiento
la deuda nominal, que, según algunos analistas, crecerá a
75% del PIB en 2013 en lugar de los legisladores pueden mirar hacia otro lado
al aumento de la inflación: que gracias a ella las deudas existentes serán más fáciles de pagar,
y no importa lo que perjudicará a los acreedores de EE.UU., incluyendo China y Japón.
En este escenario, los inversores exigirán un porcentaje mucho mayor
prestado dinero al gobierno de EE.UU.. Esto, a su vez, más
más pesado EE.UU. la deuda nacional, que será difícil de pagar, dada la
hecho de que la población envejecerá, y los gastos del estado en sociales
el apoyo y la salud - a aumentar. Los inversionistas están cada vez más
simpatizan con la idea de que las economías en desarrollo como
China, Rusia y Brasil, jugó un papel más importante en el desarrollo del derecho internacional
sistema financiero. Algunos analistas, como el Gestor de Inversiones
Curtis Meubauma Pimco, dijo que las economías emergentes tienen ahora
una oportunidad única de aprovechar la crisis para reducir su dependencia de
dólares, que representa la mayor parte de sus reservas. "Los inversores deben
creo que no, si tiene sentido para aprovechar el fortalecimiento del dólar para diversificar
sus inversiones en moneda extranjera ", - escribió en su nota de investigación Meubaum.
Sin embargo, hasta la fecha no hay evidencia clara de que los inversores quieren
salir del dólar. China y Japón, los prestamistas más grandes de EE.UU., en los próximos
tiempo invertido en bonos del Estado los EE.UU. en junio, según las estadísticas del Departamento del Tesoro de EE.UU..
China, por ejemplo, compró los bonos de 26, $ 6 mil millones - es el más grande
incorporación del país durante un mes. "El rally en los bonos del Tesoro de EE.UU. muestra
que no hay temores de una inflación creciente, no hay crisis de confianza "- dijo en
una nota de investigación emitida por los analistas de BNP Paribas. Así
los fallos del dólar como moneda de reserva de la primaria se llevará a cabo
poco a poco, si es que va a pasar, creen los analistas. Los inversores están
China, por ejemplo, van a sufrir grandes pérdidas si de repente decide vender
la mayor parte de sus reservas en dólares. La ola de la debilidad del dólar
dispersan ampliamente, a la competitividad de las exportaciones depende
empresas de Alemania y Japón.

Share This Post: